+569 6193 4019 +56 2 2697 0245 comunicaciones@fundaciondonbosco.cl

Transformamos vidas, aportando a la construcción de una sociedad más justa

Modelo de Trabajo Integral

Sistema de Rehabilitación e Integración Social

La propuesta, inspirada en el Carisma Salesiano, es comprendida como una invitación a cambiar la vida superando la situación de pobreza, volviendo a las familias, reingresando a la escuela, dejando el consumo de drogas y la delincuencia. Gran parte de los las personas atendidas reciben acompañamiento y tratamiento para la prevención y recuperación de la problemática de drogas. Asimismo, apoyo en salud y mejoramiento habitacional, talleres permanentes de apoyo escolar, entrega de raciones de alimento, etc.

Fundación Don Bosco ejecuta el programa más grande a nivel del país en relación al tratamiento específico para niños y niñas en situación de calle, A ellos se les brinda permanente apoyo profesional en el ámbito psicológico, social, educativo, jurídico y de salud. Además se trabaja permanentemente con sus familias, realizando visitas y trabajo conducente a recuperar la condición de adultos protectores de los niños y niñas en atención.

Nuestras Programas

Niños situación de calle

Prevención territorial

Rehabilitación de drogas

Adultos situación de calle

Nuestras cifras

100% de los beneficiarios cuenta con programas de acompañamiento permanente de educadores guías, apoyo de psicólogos y asistentes sociales.

En 80% de beneficiarios se busca prevenir el consumo problemático de drogas y rehabilitarlos.

50% recibe apoyo en salud y mejoramiento habitacional

40% participa de talleres permanentes de apoyo escolar

7000 raciones de alimento se entregan mensualmente

30% de los niños y niñas que han sido parte de la Fundación superaron la vulneración de derechos graves en la que se encontraban

25 niños y niñas han dejado de pernoctar en las calles

Programas

Niños, niñas y jóvenes en situación de calle

Buscamos poner término a la condición de vida en calle de niños, niñas y adolescentes, además de asegurar la resignificación de situaciones que vulneran sus derechos.

Hoy brindamos atención a más de 120 beneficiarios, entre 12 y 17 años, constituyéndonos en el programa más grande de su tipo en Chile, con una propuesta innovadora a través de un Sistema Integrado de proyectos de tratamiento

El proceso comienza en la búsqueda y encuentro en los espacios naturales que habitan o transitan los niños. Vamos al encuentro para formar el vínculo inicial.

Durante el día se llevan a cabo programas para que accedan a servicios básicos y alimentos. Se realiza diagnóstico y comienza trabajo especializado.

Protege durante la noche y así puedan comenzar a salir de la calle. Es el único dispositivo de este tipo en Chile.

Hogar donde viven permanentemente acompañados integralmente por un equipo profesional. En esta casa el niño recibe tratamiento hasta su reinserción definitiva. También es la única residencia de Chile especializada en niños, niñas y jóvenes en situación de calle.

En los centros reciben tratamiento especializado de apoyo psicológico, asistencia social y jurídica, los que se refuerzan con talleres de habilidades y educación. Además se cubren todas sus necesidades de servicio básicos, alimentación, atención de salud y vestuario.

También trabajamos con las familias para que se restablezcan lazos que les permitan nuevamente vivir juntos, cuando es posible.

Estos elementos hacen que nuestro programa sea el que entrega mayor especialización y cobertura a nivel nacional.

Prevención territorial

Brindamos tratamiento antes de que se agraven las condiciones de vulnerabilidad en que se encuentran niños, niñas y jóvenes. Para ello realizamos un amplio programa de trabajo comunitario, que incluye acompañamiento a núcleos familiares y una oferta amplia de talleres de tipo promocional, cultural y deportivo.

Buscamos prevenir problemáticas como la deserción escolar, delincuencia, violencia intrafamiliar, inicio temprano en el consumo de drogas, permanencia en calle, entre otras.

Realizamos acompañamiento psicosocial a 260 beneficiarios, entre ellos niños, niñas y adolescentes, jefas de hogar y migrantes, a los cuales se les da asesoría social y jurídica, además de fortalecer sus capacidades personales, familiares y comunitarias.

Trabajamos permanentemente con las familias, proceso orientado a que los adultos recuperen la condición de protectores de los niños y niñas en atención.

Rehabilitación de Drogas

Buscamos transformar vidas de jóvenes y adultos varones con consumo problemático de drogas, a través de un trabajo terapéutico que aborde su condición y los rehabilite para ser parte de la sociedad.

Nuestra propuesta socioeducativa se realiza a través de una Comunidad Terapéutica Especializada, que provee a los residentes de un profundo proceso de terapia reeducativa que incluye apoyo psicológico y de psiquiatría, asistencia social, asistencia jurídica, talleres para el desarrollo de habilidades, recuperación de estudios, actividades recreativas y formativas. Se cubren además todas sus necesidades de residencia durante la duración de toda la terapia, incluyendo alimentación, vestuario, servicios básicos, etc.

La Comunidad Terapéutica Valdocco, centro residencial, funciona todos los días del año, de manera gratuita, cubriendo todas las necesidades de tratamiento y manutención de los beneficiarios, independiente de su nacionalidad.

Adultos y familias en situación de calle

Favorecemos la inclusión social de personas mayores de 18 años en situación de calle, mediante el acompañamiento socioeducativo que promueve cambios significativos en sus proyectos de vida.

Entregamos ayudas ambulatorios para que los beneficiarios puedan acceder a servicios básicos, pero principalmente les entregamos herramientas que les permitan comenzar un camino de reinserción social que les permita salir de la calle.

Brinda estadía diurna en apoyo en la preparación de alimentos, uso de servicios higiénicos (baños, duchas), apoyo psicosocial y asistencia social en general a sus beneficiarios, entre los que también hay población migrante.

Hogares donde familias en situación de calle, principalmente de jefas de hogar, viven por un periodo en el cual reciben servicios básicos, apoyo psicosocial, ayuda en la búsqueda de vivienda y capacitaciones en oficios, con las que puedan comenzar emprendimientos que les permitan tener tiempo para el cuidado de sus hijos.