Comunidades en condiciones de vulnerabilidad y riesgo social

 

La Fundación acompaña a niños, niñas y jóvenes que sufren fragilidad en su entorno social; que provienen de familias disgregadas, con bajo nivel educacional; victimas y, a veces, autores de hechos delictivos; que mantienen o han mantenido un abuso sostenido e intenso en el consumo de drogas, o que, en la mayoría de los casos, debido a ese consumo, han vivido en la calle y en situaciones de abandono. Las características de estos contextos, desafían nuestra acción educativa, en la línea de acompañar procesos que permitan la aparición y desarrollo de las bondades y potencialidades que los habitan.

De las personas atendidas podemos señalar que:
•El nivel de escolaridad se encuentra en Educación Básica.
•El 70% son desertores escolares.
•El 33% son mujeres y el 67% son varones.
•El 35% de las personas que atendemos poseen antecedentes delictivos. 
•El 45% de ellos presenta consumo problemático de drogas.