Fundación Don Bosco - Vida Compartida

 

“Acompaña el desarrollo humano de las personas que viven en situación de vulnerabilidad y exclusión, desde la perspectiva eclesial salesiana, a través de programas educativos de calidad que promuevan el ejercicio de sus derechos colaborando con ello a la transformación social. “

 

OBJETIVOS DE LA FUNDACIÓN

 1. La Fundación Don Bosco, nace del corazón apostólico de la Congregación Salesiana en Chile con el objetivo de acoger a los niños y jóvenes mas vulnerados, pobres y marginados, contribuyendo a que desarrollen una vida más digna.

 2. Desarrollar una labor profesional y comprometida con la población más necesitada, manteniendo con ellos una relación cercana y afectuosa.

 3. Propender al desarrollo de propuestas y programas educativos de calidad que respondan a la realidad social y contribuyan al desarrollo social.

La Fundación en todos estos años ha atendido a más de 8 mil personas que han aceptado la invitación de cambiar sus vidas, de superar su situación de pobreza, de volver a sus familias, de reingresar a la escuela, de dejar el consumo de drogas y la delincuencia. 

Como parte del tratamiento que brinda la fundación, el 100% de los beneficiarios cuenta con programas de acompañamiento permanente de educadores guías y apoyo de psicólogos y asistentes sociales, con el 80% se trabaja directamente la prevención y recuperación de la problemática de drogas. Un 50% recibe apoyo en salud y mejoramiento habitacional, además 40% participa de talleres permanentes de apoyo escolar, también como parte de los proyectos que lo permiten se entregan desde 1.000 a 2.000 raciones de alimento mensuales, dependiendo de cada uno.

En torno al tratamiento específico para niños y niñas en situación de calle, la Fundación Don Bosco tiene el programa más grande a nivel del país, existiendo 3 casas de atención desde las cuales se atiende mensualmente a 120 niños, niñas y adolescentes. A ellos se les brinda permanente apoyo profesional en el ámbito psicológico, social, educativo, jurídico y de salud. Además se trabaja permanentemente con sus familias, realizando visitas y trabajo conducente a recuperar la condición de adultos protectores de los niños y niñas en atención.

Como parte de la propuesta han logrado que un 30% de los niños y niñas que atienden, hayan superado la vulneración de derecho grave a la que se encontraban expuestos. Logrando que 25 niños y niñas, hayan dejado de pernoctar en situación de calle, volviendo a su familia e insertándose en hogares especializados.